Gorilas en el techo: sobre el poder de la amistad

Por Majo Ramírez

Gorilas en el techo (2020, Textofilia) es la primera novela de Karen Karake (Guatemala, 1972), pero ella escribe desde hace 15 años. Karake tiene rato en el mundo de las letras y hasta ahora los lectores tienen la fortuna de ver parte de sus historias materializadas en un libro.    

Cuando uno le pregunta sobre el tiempo que le llevó escribir Gorilas en el techo, ella asegura que le tomó tres meses de trabajo intenso y a esto se suma el proceso para su publicación. “Uno cree que todo es rápido y no lo es. De aquí que lo terminas, te queda perfecto, que lo pules, que lo trabajas con gente que te lee y que te lo tome, que te lo acepte una editorial son muchos años”, aseguró la autora en entrevista.

Esta encantadora novela juvenil narra la historia de una preadolescente judía que vive esa Guatemala de los 80 durante la guerrilla, “es una época de mucha violencia, de muchos nervios”, asegura Karake. 

Acompañada de su familia, Karen, la protagonista, deberá salir de su país por la guerrilla; sin embargo, el destino que eligen sus padres no se encuentra libre de conflictos. Cuando Karen se entera que su nuevo hogar se encuentra en Israel la ataca la incertidumbre, pues no conoce ni la cultura ni el idioma. Además, teme perder a sus amigos.

Sobre la historia, Karen Karake señala que “es la vida de esta niña que veía todo desde afuera: sabía que estaba pasando algo, pero no sabía bien qué; sabía que era malo, pero no sabía qué tan malo”. Además, la novela tiene algo de autobiográfica, pues hay una experiencia propia de la autora que plasma en el libro: un bombardeo frente a su escuela. “Una cosa bien fuerte, pero no quiero imaginar lo traumante que fue para mis papás saber que estábamos en la escuela en ese momento”, asegura Karake.

La protagonista, con ayuda de un lenguaje agudo y divertido, nos cuenta su experiencia para adaptarse a Israel y a su entorno violento. Parte de este lenguaje se encuentra en las notas explicativas, pues en ellas se nota la misma voz narrativa que no sólo señala el  significado de una frase o una festividad judía, sino que describe de una manera más íntima cuándo se usa esa frase, qué se hace en la fiesta, qué se come y enriquece la misma historia añadiendo más información sobre los gustos de Karen.

Un ejemplo de esto es la nota sobre el Shabat: “Shabat significa para los judíos descanso. Comienza el viernes a la caída del sol y termina el sábado cuando anochece. Se prepara una cena especial, se hace un pequeño rezo, cenamos con la familia y comemos un pan trenzado delicioso que se llama jalá. Me encantan los viernes, pero mi día favorito es el domingo” (p. 12).

Sobre las notas explicativas, la autora asegura que el lector a veces desea profundizar su experiencia con un poco más de información. “No me digas que es viernes, sino qué se hace y qué se come. Muchas de las actividades judías, la mayoría tienen que ver con comida, entonces esa parte quería que se entendiera: lo que se come en el Shabat es este pan y es delicioso y es lo que más me gusta”, asegura Karen y agrega que era una manera divertida de hacer que los lectores supieran un poco más sobre su cultura.

A pesar de que el contexto en el que se desarrolla la novela puede no parecer el más amigable, Karen podrá descubrir lo poderosa que es la amistad, la ansiedad del primer beso, el gusto por la música y que la vida, aunque a veces sea dolorosa, cuando se comparte con las personas adecuadas puede ser increíble.

Además, la autora hace un esfuerzo no sólo en representar el conflicto entre Israel y Palestina, sino en afirmar que se puede construir una amistad sin importar de dónde vengas, esto lo logra en dos personajes: Dabir y Uri. 

Dabir es un joven árabe que se hace amigo de Karen y la lleva a explorar el territorio: los campos de naranjas, el cementerio y el mercado. Dabir y Karen construyen una amistad libre de prejuicios. En cambio, Uri también es judío y compañero de escuela de Karen, él le regala a la protagonista su primer beso. Y la relación entre Uri y Dabir a veces será un poco complicada por el choque de las dos culturas, sin embargo, la amistad prevalecerá gracias a los esfuerzos de Karen. A esta tríada de amigos, se suma Sharon, una chica sudafricana que también acaba de llegar a Israel.

Sobre Dabir y Uri, Karake asegura que era una manera más fácil de acercar a los lectores a conocer un poco el conflicto que se vive en una tierra que parece muy lejana a nosotros. “Finalmente, cada quién tiene su versión y cada quien lucha por lo suyo. Pero, los dos son israelíes, los dos viven en Israel, los dos comparten el mismo territorio”, señala la autora.

“Quería decir que todos podemos vivir en un mismo lugar en paz y sin pelear. Aunque seamos de lugares tan diferentes, pero sí se puede coexistir sin necesidad de tanta guerra y pleito y sangre. Yo sí lo creo”, asegura Karake. Y es algo que logra claramente a lo largo de 164 páginas, pues la amistad se impone sobre la guerra y los conflictos.

Después de leer Gorilas en el techo los lectores seguramente se preguntarán si habrá una siguiente entrega, para saber qué pasa con Karen y cuáles serán sus siguientes aventuras por el mundo. Pero antes, Karake tiene pensado publicar un libro de cuentos sobre “conflictos muy casuales del día a día” y, seguramente, serán entrañables. 

Gorilas en el techo se presentará el próximo jueves 23 de julio en punto de las 6 de la tarde en la página de Facebook de Textofilia, a través de una transmisión en vivo.

Bonus Track: 

La autora también nos dejó algunas recomendaciones de lectura, bastante diversas, para las liebres más jóvenes, como Karen. Aquí los 5 libros imperdibles para Karen Karake, no importa la edad que tengas:

  1. El guardián entre el centeno de J.D. Sallinger. 
  2. Una paz sólo nuestra de John Knowles.
  3. Speak de Laurie Halse Anderson. 
  4. Matar a un ruiseñor de Harper Lee. 
  5. Misery de Stephen King.
Imagen: Textofilia

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gilda Rabinovitz dice:

    Donde puedo conseguir el libro o comprarlo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s