Yo soy tu Han Solo

Por José Manuel Vacah Los Hutt son tacaños hasta en el orgasmo. Tan jodidamente marros, ocultan su placer con una grave codicia: enfurecen, babean como perros rabiosos, un instinto de venganza los incita al asesinato.   Poseen dos órganos sexuales: su cerebro y su ano. El primero es bastante activo y el segundo es una…