Departamento 301

Por Kristie Rodríguez Pérez Abreu Vivo en un edificio naranja de 4 pisos, soy la inquilina más nueva de los dieciséis departamentos; en un mes, en agosto, mi papá y yo cumpliremos un año en este nuevo hogar. Desde marzo del 2020, el espacio de 120 metros cuadrados del número 301, en el tercer piso,…

Calado de naranja y otros recetarios

Por Diana Peña Castañeda Calado de naranja El día que mamá preparaba calado de naranja todo parecía un ritual. El cielo abierto, quieto reflejando los rayos del sol sobre los pastizales. Afuera el trote de los caballos golpeando las piedras, el ruido de la gente subiendo el empedrado, el repique de las campanas de la iglesia,…

Lindo pescadito

Por Erandy Corvel La primera vez mi abuela estuvo un poco seca y con un nudo en la garganta todo el rato. “A ver si cuando acabe todo esto nos volvemos a ver, porque yo ya no duro mucho”, dijo mesándose las cejas. “Vernos en persona, abrazarnos”, aclaró.  Fue hace seis semanas que a mi…

Ella era mi jardín

Por Ivette Pradel He de encontrar otras maneras de destruirme. Tengo desechos hasta los labios, que de tan secos, buscan beber lo que sea con tal de curar un poquito sus grietas. No los he dejado en paz: me da por lastimarlos con mis uñas, hacer pellizcos que parecen inocentes pero que terminan levantando finas…

La tierra de hielo

Por J.C. Guinto La luz del faro penetraba entre nubes espesas, oscuras, que cubrían un mar picado. El viento arreciaba, ululante. La gente se juntaba en grupos al interior de un café. Si no traías puesta la ropa adecuada, el frío podía ser mortal. Me encontraba en Garður, en la península de Reykjanes, a 40…

La paradoja del dolor ajeno

Por Luis Fernando Cervantes ¿Cómo se puede ser tan insensible? Del otro lado de la pared él está sufriendo. Hasta aquí se escuchan sus lamentos. Entonces me levanto de la cama y voy a la esquina de la casa en donde efectivamente se puede ver al otro lado, a la casa del vecino. Mis ojos…

El desfile

Por José Luis Ibarra Son las 12:20. Viene retrasado. Tomo un trago de soda y lo paso por mi boca. Jugueteo con el líquido y siento cómo el gas se escapa; se vuelve azucarado y amargo, tanto que, cuando me lo trago, me deja una sensación gomosa en los dientes. Dejo escapar un suspiro y…

Ausencia

Por Luis Bernal “Regresar a los lugares donde he vivido Las casas y su vecindad, me atrae de forma  Irresistible siempre”                       —Truman Capote, Desayuno en Tiffany’s— Crack. Break up. Ruptura amorosa. Cinco años, casi seis, si contamos los tiempos difíciles y los días ambiguos….

Autopsia

Por Stivaleit Guerrero: Todo es culpa de las mujeres El doctor Santiago Heriberto Debernardi había tenido unas ganas inmensas de ayudar al mundo en su juventud. Que si por probarse a sí mismo, que si por presión familiar, que si por delirios de grandeza… nunca se supo. Sin embargo, no había llegado todavía a los…

¡Qué chula es Puebla!

Por Gabriel Duarte No paraba de fumar, se sentía desquiciado. Comenzó a leer la primera línea que había escrito: ‘¿El gobernador de Puebla se encontraba en “Sacsa Mayán” desafiando a la muerte?’, ¡no mames!, Gabriel, ¡no-ma-mes!, dijo en voz alta. Tomó la hoja de papel, la hizo bolita y la arrojó al cesto de basura….

Todas las anteriores

Por Gabriel Duarte Hace algunos años comencé a interesarme por la literatura y los libros. Las novelas poco a poco se fueron acumulando en mi casa hasta que decidí tener una pequeña biblioteca. Me inscribí a varios cursos. En una clase un maestro nos habló de un texto inconseguible: Los sueños de la bella durmiente,…

Sirvienta de honor

Por Erandy Corvel Llegamos puntuales a nuestro primer día como sirvientes de honor, en aquel palacete extraño, del que nuestra familia no había querido ni mencionar el nombre. Apenas abrir el portón descubrimos por qué. Gamal retrocedió dos pasos antes de echar a correr. Yo no pude hacer lo mismo; juro que sólo quería mirar….