Tiempo arrasado

Por Arturo Molina Hace poco, mientras hablaba sobre temas de pareja, le dije a alguien que todos somos perecederos. Lo somos, en efecto, pero la nostalgia nos aferra a los instantes como si en ese reparo desafiáramos nuestra caducidad. Muchas veces quedamos fijos en un recuerdo hasta rascarle el último vestigio de dolor y gozo;…