Confieso que he deseado

Por Rolando Ramiro Vázquez Mendoza Fue en mi trabajo donde escuché que Kurt Cobain era un niño chillón. Y quizá sí lo fue, quizá Ian Curtis también ¿y Hemingway, Horacio Quiroga, Virginia Woolf o Alfonsina Storni? Todos ellos se suicidaron: ingirieron veneno, se arrojaron al mar, se colgaron con sesión musical de fondo o se…