Un encanto peligroso

Por J.C. Guinto

En la novela más reciente de Martín Solares, Muerte en el Jardín de la Luna (Literatura Random House, 2020), el ritmo es trepidante. A partir de las primeras frases el lector es presa de un hechizo del que no podrá escapar hasta llegar a los últimos párrafos. Esto es provocado por un mago de las historias que nos llevará de la mano a pasear por calles habitadas por fantasmas, en las que seremos testigos de extraños sucesos en la ciudad de París en noviembre de 1927.

En esta nueva entrega de la saga —continuación de la vibrante Catorce colmillos (Literatura Random House, 2018)— nos encontraremos con una vela en el piso sobre la que saltarán los protagonistas para aparecer en un bar, cuyos parroquianos serán muertos vivientes. Seguiremos la pista de Pierre Le Noir, un joven elemento de la Brigada Nocturna de la policía parisina, acompañado de una inquietante hechicera de nombre Mariska. Le Noir estará en busca del asesino de su compañero, Jean-Jacques Le Rouge, al mismo tiempo, tratará de escapar de las garras de un jabalí capaz de disfrazarse de persona. Pero sus problemas no terminarán allí, porque el asesino de su compañero ha sido contratado para cazarlo, y se dice que utiliza la misma técnica que empleaba Jack el Destripador para acabar con sus víctimas.

A través de la lectura podremos oler el miedo que transmiten los monstruos que Le Noir encontrará en su búsqueda, sabremos del estremecedor gruñido que produce uno de ellos; sin embargo, el originado por una manada será el horror absoluto. Aún así, en esta novela «Los seres más peligrosos son encantadores». El asombro habitará en cada una de las páginas, las apariciones de los surrealistas serán aciertos que se sumarán a un rico catálogo de personajes. El poeta Robert Desnos, además del escritor Philippe Soupault, serán señales luminosas en mitad de un mar de penumbras. 

A pesar de las escenas oscuras habrá remansos, refugios en los que un beso podrá ser «El más intenso, el más exquisito, el más sorpresivo pero también el más breve». La tensión ascenderá con cada capítulo. Los protagonistas subirán a trenes invisibles, las estatuas serán capaces de establecer diálogos con las personas, y los libros tendrán escritas otras historias entre líneas que sólo será posible leerlas mediante un truco. Los hilos de la trama anudarán párrafos que apuntarán a las alturas, el objetivo será llevar a los lectores por paisajes fascinantes. Pierre Le Noir tendrá que huir entre seres hechos de bruma, escapar de manadas de animales aterradores para aprender las técnicas de un poderoso maestro, que posee la Llama de San Jorge y se encuentra encerrado en la isla de If. Su destino será adquirir conocimiento para poder enfrentarse a sus enemigos que se lo querrán comer a dentelladas. 

La lectura es hipnótica, un encantamiento con el que el escritor nos transporta de sorpresa en sorpresa, del horror de encontrarse en una habitación de hospital con paredes manchadas con sangre, hasta surgir al interior de jardines resplandecientes que se encontrarán fuera de este mundo. Como dice el personaje llamado Monte-Cristo, una de las mayores cualidades de esta novela es que satisface nuestra necesidad de vivir aventuras. Además, Muerte en el Jardín de la Luna logra desaparecer el universo que nos rodea, para hundirnos en otro que tiene la consistencia de un sueño del que no se quiere despertar. 

Muerte en el Jardín de la Luna de Martín Solares.

J.C. Guinto (Guerrero, 1979), es comunicólogo y estudió literatura latinoamericana en Buenos Aires. Escribe crónicas, cuentos y reseñas; colabora en diversas publicaciones impresas y en línea; tuitea en @jcguinto y vive en Tlatelolco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s