#TintasVioletas: La memoria donde ardía

Por Brenda Pichardo

La anagnórisis es el descubrimiento, por parte de un personaje, de información sobre sí mismo, sus seres queridos o el entorno; son datos que permanecieron ocultos hasta ese momento y que modifican la conducta del personaje. Es un concepto cinematográfico aplicable a algunos cuentos de Socorro Venegas*, incluso la antología contiene uno titulado así. La anagnórisis como un momento de revelación inevitable conlleva un quiebre interno en las personajes de La memoria donde ardía (Páginas de Espuma), principalmente en los cuentos que abordan el embarazo, el parto, la maternidad vivida a veces con un desconcertante desapego, y otras con la sensación de estar preñadas de tristeza e incomprensión. Maternidades narradas desde una mirada no convencional sino dimensional: es descubierta como una experiencia inhóspita y subjetiva desapegada del gran mito romantizado que la envuelve, y más compleja que un mero proceso biológico.

Lo fúnebre también se revela en algunos cuentos de Venegas. El duelo y el desamparo ante la muerte de un ser querido, la viudez; la escisión dolorosa que marca las ausencias en la memoria.

La enfermedad que se hace menos trágica cuando es acompañada por la amistad; infantes que comparten una afectuosa estancia hospitalaria. Además, la niñez, un tema escasamente tratado en la literatura, es expuesta desde un ángulo sombrío: personajes infantiles vulnerables en contexto de precariedad y alcoholismo. En uno de los cuentos está latente el correlato cinematográfico de una niña que vive el desamparo e injustica de un embarazo producto de una violación. 

¿Quién está exento de vivir el desamor? Aferrarse a estar con alguien que ya no corresponde a un sentimiento amoroso, luego recurrir a la magia para recuperarle, y, sin embargo, descubrir que no hay remedio, que todo ha terminado, es doloroso. En el cuento donde la autora desarrolla dicho tema, la bohemia atmósfera tropical contrasta con el anhelo roto de recuperar al ser amado: desesperación y esperanza simultáneamente se conjugan en ese cuento.

Una antología de cuentos que mezclan lo poético y lo trágico de una forma que resulta en una revelación, en una anagnórisis.   

*Socorro Venegas (1972). Escritora y editora mexicana. Entre sus libros están las novelas La noche será negra y blanca (2009, Premio Nacional de Novela Ópera Prima «Carlos Fuentes» y mención especial en el Premio de Literatura «Sor Juana Inés de la Cruz» que otorga la FIL Guadalajara) y Vestido de novia (2014); los libros de cuentos Todas las islas (2002, Premio Nacional de Cuento «Benemérito de América»), La muerte más blanca (2000) y La risa de las azucenas (1997). Ha dirigido proyectos editoriales en el Fondo de Cultura Económica y la Universidad Nacional Autónoma de México.

Foto: Páginas de espuma

Brenda Pichardo (Ciudad de México). Ciencias de la Comunicación, en Facultad de Ciencias Política y Sociales, UNAM. Egresada del Seminario Género, Filosofía y Pensamiento Crítico en 17, Instituto de Estudios Críticos, donde también cursé el Seminario Cine Documental e Historia: confluencias. Renunciando a mi androcentrismo literario. Descubriendo la literatura diversa: otras narrativas, otras voces.

brendapich@gmail.com 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s