Un trozo de suerte

Por Irad Díaz Hubo una temporada donde se me daba mejor escribir en los cafés. En aquel entonces todo lo que necesitaba era una libreta como esta, un bolígrafo como este, el dinero equivalente a una hora de americanos y un poco de suerte. Aquella suerte consistía en un pedazo de papel fotográfico doblado por…

Prerrogativas

Por Krizia Tovar No practico la religión de las promesas, la sin razón de su existir para mí no edifica ciudades, puentes, iglesias. Sus lazos consanguíneos a la traición  puede llevarlas al precipicio del olvido.   Pero contigo todo cambia, restauras la fe por todas las promesas de los años rotos, imperio fundado con tu…

Diecisiete textos breves a propósito de mi cuarentena. Parte II

De la desesperación hasta eso que me parece llamamos promesa Por Zamani Estrada XI. ¿Entonces así funciona? Deshago las arrugas de la ropa al sacarla de la lavadora porque así se seca mejor. La cuelgo; me gustan las pinzas de madera, siempre me ha gustado observarles las vetas. ¿Qué es lo que funciona? ¿Qué cosa?…

Diecisiete textos breves a propósito de mi cuarentena. Parte I

De la desesperación hasta eso que me parece llamamos promesa Por Zamani Estrada  I. Intenté meditar postrada en la ducha. El agua pasaba de cocinarme los bordes de la cintura que sorpresivamente hoy no me parecieron sexys a enfriarme de golpe las vértebras expuestas. Me quedé a la mitad del camino: me ha ido mucho…

Cometas de una tarde lejana 

Por Yaroslabi L. Bañuelos Cometas de una tarde lejana  Este verano tupido de madreselvas  nació en mis ojos como la brizna de un recuerdo.  Intenté no sucumbir  a un delirio de flores que me arrastra  a la vieja orilla donde mi madre  perfumaba los domingos con su jabón de yerbas. No puedo huir de la…

Otras historias

Por Gibran Castillo Ordoñez   1. He escrito  poemas de amor en estas tablillas de áspero lino.    Y si vieras cuántas tablillas  he acumulado por cada día en que no nos hemos vuelto a ver…   2. Observo mi imagen en las ondulantes aguas de la fuente. En el fondo de la fuente hay…

Sobre el placer de escribir cartas 

Por Natalia Bocanegra Antaño, la gente escribía cartas. Recuerdo que mi abuela María las mandaba de Guadalajara, no las escribía ella, pues era analfabeta, las dictaba a mi tío Arturo que solía divertirse agregando alguna que otra broma de la que seguro no se enteraba ella. No puedo dejar de imaginar la escena.  Estas cartas,…

Departamento 301

Por Kristie Rodríguez Pérez Abreu Vivo en un edificio naranja de 4 pisos, soy la inquilina más nueva de los dieciséis departamentos; en un mes, en agosto, mi papá y yo cumpliremos un año en este nuevo hogar. Desde marzo del 2020, el espacio de 120 metros cuadrados del número 301, en el tercer piso,…

Calado de naranja y otros recetarios

Por Diana Peña Castañeda Calado de naranja El día que mamá preparaba calado de naranja todo parecía un ritual. El cielo abierto, quieto reflejando los rayos del sol sobre los pastizales. Afuera el trote de los caballos golpeando las piedras, el ruido de la gente subiendo el empedrado, el repique de las campanas de la iglesia,…

Lindo pescadito

Por Erandy Corvel La primera vez mi abuela estuvo un poco seca y con un nudo en la garganta todo el rato. “A ver si cuando acabe todo esto nos volvemos a ver, porque yo ya no duro mucho”, dijo mesándose las cejas. “Vernos en persona, abrazarnos”, aclaró.  Fue hace seis semanas que a mi…

Ella era mi jardín

Por Ivette Pradel He de encontrar otras maneras de destruirme. Tengo desechos hasta los labios, que de tan secos, buscan beber lo que sea con tal de curar un poquito sus grietas. No los he dejado en paz: me da por lastimarlos con mis uñas, hacer pellizcos que parecen inocentes pero que terminan levantando finas…

La tierra de hielo

Por J.C. Guinto La luz del faro penetraba entre nubes espesas, oscuras, que cubrían un mar picado. El viento arreciaba, ululante. La gente se juntaba en grupos al interior de un café. Si no traías puesta la ropa adecuada, el frío podía ser mortal. Me encontraba en Garður, en la península de Reykjanes, a 40…