Un trozo de suerte

Por Irad Díaz Hubo una temporada donde se me daba mejor escribir en los cafés. En aquel entonces todo lo que necesitaba era una libreta como esta, un bolígrafo como este, el dinero equivalente a una hora de americanos y un poco de suerte. Aquella suerte consistía en un pedazo de papel fotográfico doblado por…

Cometas de una tarde lejana 

Por Yaroslabi L. Bañuelos Cometas de una tarde lejana  Este verano tupido de madreselvas  nació en mis ojos como la brizna de un recuerdo.  Intenté no sucumbir  a un delirio de flores que me arrastra  a la vieja orilla donde mi madre  perfumaba los domingos con su jabón de yerbas. No puedo huir de la…

Sobre el placer de escribir cartas 

Por Natalia Bocanegra Antaño, la gente escribía cartas. Recuerdo que mi abuela María las mandaba de Guadalajara, no las escribía ella, pues era analfabeta, las dictaba a mi tío Arturo que solía divertirse agregando alguna que otra broma de la que seguro no se enteraba ella. No puedo dejar de imaginar la escena.  Estas cartas,…

Ella era mi jardín

Por Ivette Pradel He de encontrar otras maneras de destruirme. Tengo desechos hasta los labios, que de tan secos, buscan beber lo que sea con tal de curar un poquito sus grietas. No los he dejado en paz: me da por lastimarlos con mis uñas, hacer pellizcos que parecen inocentes pero que terminan levantando finas…

Búscame

Por Krizia Tovar Cuando las sábanas sean tan frías búscame en los brazos de mi recuerdo,  como antes, como ahora las llamadas a media noche, a las ocho aún es temprano.    Búscame en aquel lunes de febrero,  por la mañana, luego de una huida. En aquel libro olvidado sobre una banca, quizá pueda mañana…

La paradoja del dolor ajeno

Por Luis Fernando Cervantes ¿Cómo se puede ser tan insensible? Del otro lado de la pared él está sufriendo. Hasta aquí se escuchan sus lamentos. Entonces me levanto de la cama y voy a la esquina de la casa en donde efectivamente se puede ver al otro lado, a la casa del vecino. Mis ojos…

Viaje astral

Por Yaroslabi Bañuelos Cuando desenrede el odio  Sin ti  mi cuerpo se convertirá  en un refugio de aves  sólo sembraré la rabia necesaria  para despedazar  el aguijón que me maldice    Sin ti  la alondra migrará a mi sueño nómada los jazmines resistirán  las brasas del verano en el cielo se anunciará el milagro de…

Ausencia

Por Luis Bernal “Regresar a los lugares donde he vivido Las casas y su vecindad, me atrae de forma  Irresistible siempre”                       —Truman Capote, Desayuno en Tiffany’s— Crack. Break up. Ruptura amorosa. Cinco años, casi seis, si contamos los tiempos difíciles y los días ambiguos….

Autopsia

Por Stivaleit Guerrero: Todo es culpa de las mujeres El doctor Santiago Heriberto Debernardi había tenido unas ganas inmensas de ayudar al mundo en su juventud. Que si por probarse a sí mismo, que si por presión familiar, que si por delirios de grandeza… nunca se supo. Sin embargo, no había llegado todavía a los…

¡Qué chula es Puebla!

Por Gabriel Duarte No paraba de fumar, se sentía desquiciado. Comenzó a leer la primera línea que había escrito: ‘¿El gobernador de Puebla se encontraba en “Sacsa Mayán” desafiando a la muerte?’, ¡no mames!, Gabriel, ¡no-ma-mes!, dijo en voz alta. Tomó la hoja de papel, la hizo bolita y la arrojó al cesto de basura….

La sombra del mar

Por Pedro Martín Aguilar La mer fidèle y dort sur mes tombeaux! Paul Valéry Ahora que cansado vuelvo al mar veinte años más tarde de lo previsto,  entre sollozos desérticos, secas luces chorreando las mejillas, miro la sombra de un niño mojando la playa negra con su oleaje de humos fatuos y conchas de opaca,…

Elementos indisolubles

Por Nancy H. García Así, de repente un día  como si regresara de Dios sabe dónde  como si despertara de un largo sueño             o simplemente  como si respirara profundo  para continuar el camino…  Así, de repente un día  te encontré en el espejo  me mirabas fijamente          …